ÁCIDO LINOLEICO EN LA SALUD » Beneficios y usos

El ácido linoleico es un ácido esencial poliinsaturado, que forma parte de la serie de ácidos grasos omega 6. Suele ser conocido por los excelentes beneficios que otorga; de hecho, el ácido linoleico en la salud es esencial puesto que este no puede ser sintetizado por el cuerpo humano, además de que es utilizado por el organismo como fuente de energía y para prevenir algunas enfermedades.

Es importante conocer cuáles son los beneficios del ácido linoleico en la salud, puesto que esto nos permitirá saber aprovecharlos. Además, es importante incluir en nuestra dieta diaria, la cantidad adecuada de alimentos ricos en este ácido, a fin de poder aprovechar todos los beneficios que aporta.

Ácido linoleico en la salud: principales beneficios

ácido linoleico en la salud

El ácido linoleico aporta muchos beneficios al organismo, es por ello que es importante consumirlo. Entre los principales beneficios en la salud, destacan los siguientes:

Resistencia a la insulina

Diversos estudios han demostrado que el consumo de ácido linoleico es beneficioso para mejorar la acción de la insulina y reducir los niveles de glucosa. Muchos han comparado el efecto que posee el ácido linoleico al efecto que poseen los medicamentos diabéticos.

En general las personas que padecen de diabetes, ven su salud mejorada tras consumir alimentos que contengan ácido linoleico.

Reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares

El ácido linoleico en la salud es eficiente para ayudar a prevenir algunas enfermedades cardiovasculares. Según algunos estudios, el ácido linoleico mejora los niveles de presión arterial, reduce el colesterol malo y en general mejora la salud del corazón y las arterias.

Todo esto ayuda a reducir el riesgo de sufrir algunas enfermedades cardiovasculares, o son parte fundamental del tratamiento de las mismas.

Mejora la salud del cabello y de la piel

La salud de la piel y la del cabello también se ven incrementadas tras el consumo de ácido linoleico. Inclusive existen muchos productos que incluyen entre sus componentes este ácido; puesto que los beneficios son muy amplios, ya que además de devolverle la vida y el brillo al cabello, lo hidrata y lo mantiene saludable. Por otro lado, ayuda a reducir problemas de la piel como acné o inflamación.

Aceites como el aceite de cártamo, o de argán, son uno de los aceites más utilizados para el cabello y la piel. Y no es por nada, puesto que estos aceites son uno de los más ricos en ácido linoleico.

Incrementa el sistema inmune

Puesto que el ácido linoleico forma parte de los ácidos grasos omega 6, es muy importante para mejorar la función inmune del cuerpo humano. Por lo que el riesgo de sufrir enfermedades virales, se verá notablemente reducido.

Sin embargo, es importante destacar que esto únicamente se da cuando los niveles de ácido linoleico son estables en el cuerpo; es decir, es vital evitar los excesos, puesto que los niveles muy altos de ácido linoleico en el organismo están asociados con algunos efectos adversos y contraindicaciones.

Reduce algunos tipos de cáncer

Existen algunos estudios que comprueban que hay algunos tumores que podrían reducirse en algunos tipos de cáncer. Entre los principales cáncer destacan los siguientes: cáncer de pulmón, de piel y cáncer de estómago.

En general esto no es algo que esté 100% comprobado. Sin embargo, hay algunos estudios que han demostrado que esto puede darse.

En general los ácidos grasos omega 6, siempre proporcionarán beneficios importantes; entre ellos destaca el ácido linoleico en la salud. Sin embargo, es recomendable que se sigan las recomendaciones de un médico especialista; puesto que incurrir en excesos también suele ser contraproducente, ya que podría ocasionar algunos efectos secundarios, en vez de los beneficios que normalmente otorgan. Además, el déficit del mismo también es contraproducente.